La aventura alemana de Hugo

La aventura alemana de Hugo

Hola. Soy el padre de Hugo Martínez y quiero compartir con tod@s l@s estudiantes de ballet la aventura que acaba de iniciar mi hijo.

Hugo comenzó a bailar a los 9 años en el Conservatorio Mariemma de Madrid y después de Primero de Profesional lo dejó para dar clases con Víctor Ullate con una beca de su Fundación.

Hugo tuvo la enorme suerte de asistir el verano pasado al Russian Masters Ballet Camp de Alicante. Las clases recibidas con algún@s de l@s mejores profesores de las Compañías Rusas más prestigiosas influyeron decisivamente en el progreso de Hugo al enseñarle a sacar y desarrollar lo mejor de su potencial oculto.

En noviembre de este año, por el consejo profesional de la directora de Russian Masters Ballet Asyia Lukmanova hemos decidido salir fuera de España.  Gracias a los contactos y las gestiones de Asiya Lukmanova, la Escuela del Estado de Berlin accedió excepcionalmente a hacerle una audición en plena mitad del trimestre escolar, siendo aceptado e incorporándose inmediatamente a esta Escuela, la mejor de Alemania y una de la más prestigiosas de Europa y del mundo.

La propia escuela es a la vez colegio de enseñanza secundaria, estando becado al 100% en ambos estudios. La mayoría de los días a las 4 de la tarde acaban todo tipo de clases (se alternan las de ballet con las académicas) evitándose la sobrecarga de horarios que sufría anteriormente y afectaba negativamente a su rendimiento. Esto para Hugo ha supuesto una mejora extraordinaria en su calidad de vida y en su autoestima al ver que puede rendir más sin terminar agotado cada día. El ambiente de la Escuela es multicultural y muy enriquecedor al juntarse chic@s de más de 30 países. Las clases de Ballet son sólo de chicos o de chicas y así se aprovecha mejor el tiempo. En la de Hugo son 9 chicos de diferentes países: Alemania, España, Rusia, Italia, Suiza, Camerún, Japón, Australia y USA.

Esta Escuela es la principal cantera de la que se nutren las tres compañías de Ballet de Berlin, así como otras muchas compañías por todo el país y por todo el mundo. Todos los estudiantes actúan desde el principio y a lo largo de toda su carrera en la Ópera de Berlín con la Compañía Estatal de Ballet, actualmente dirigida por el bailarín y coreógrafo español Nacho Duato.

Hemos podido comprobar que el prestigio internacional del Russian Masters Ballet y de su directora Asiya Lukmanova hace que las mejores escuelas y compañías de Ballet del mundo estén dispuestas a fijarse en cualquier estudiante que ella les presente en cualquier momento, para audiciones que les llevan a incorporarse como estudiantes o a firmar contratos como bailarines/as.

Tengo la certeza absoluta de que si Hugo no hubiera pasado por el Russian Masters Ballet no estaría disfrutando ahora de todas las ventajas de estudiar en la Staatliche Ballettschule de Berlin, con todas las perspectivas de futuro que eso representa.

En la misma escuela hemos conocido a las dos únicas estudiantes españolas, que entraron, Ana en 2014 y Paulina en 2015, también gracias a iniciativas del Russian Masters Ballet y al apoyo y preparación que recibieron de sus profesores/as y su directora, Asiya Lukmanova, similares al caso de Hugo.

Esta es la mayor oportunidad que ha tenido Hugo en su vida. Está suponiendo un cambio total en el enfoque de su carrera y abriéndole nuevas perspectivas con las que hasta ahora ni había soñado, como bailarín y también en su formación académica y cultural, y en su realización y desarrollo personal. Os aseguro que su vida ha cambiado radicalmente y que nunca había visto a mi hijo tan feliz, descubriendo cada día dentro de sí nuevas capacidades que desconocía y aprendiendo a sacarlas y a desarrollarlas.

Por otro lado sería injusto si olvidara decir que Hugo también ha puesto mucho de su parte. Su relación con el ballet sólo se puede resumir con una palabra: “pasión”. Vive el ballet, vive para el ballet, y no concibe su vida si no es en el ballet.

Pero sé que, como Hugo, much@s tenéis esa misma pasión y me gustaría que os quedárais con esta idea: La próxima aventura puede ser la tuya y puede presentarse en cualquier momento. Sólo tienes que mantener la ilusión cada día y aprovechar cada oportunidad que tengas de superarte para que cuando llegue tu momento te encuentre preparad@